Drucken

   

El matrimonio es una vocación
 
Dios llama a determinadas personas a la vida matrimonial. El matrimonio es algo bueno y querido por Dios. Dios que nos ha creado por Amor, nos invita a amarnos como Cristo nos ha amado: dando su vida por nosotros.
 
De manera semejante los esposos están llamados a amarse como Dios les ama: plena, total y fielmente y así, transparentar a la sociedad, al mundo el Amor de Dios. Sin embargo, a nadie se le oculta las dificultades que van surgiendo en la vida matrimonial, por otro lado normales al estar formado el matrimonio por personas que, por definición, son imperfectas, limitadas y pecadoras. Pues bien, si quieres compartir tu situación, si quieres desahogarte, si quieres buscar luz, si quieres una opinión, una guía, una palabra de aliento,.., estamos dispuestos a ayudarte en lo que podamos.
 
Las personas interesadas pueden llamar a la Misión.