Seguimos siendo creativos

En 2020, la Iglesia Católica de Lucerna se mostró muy creativa. No creativa a pesar del Covid, sino creativa gracias al Covid.
En marzo 2020, nuestras vidas cambiaron de repente. El mundo entero, Suiza, el cantón y la ciudad de Lucerna, así como todos y cada uno de las personas se vieron repentinamente y sin preparación enfrentados a nuevos y diversos desafíos. La crisis del Covid nos afectó personal y colectivamente, afectó a la economía, la política, la cultura y el deporte, y por supuesto a la Iglesia.
Muchas preguntas surgieron cuando se produjo el lockdown, que trajo consigo la prohibición de los actos y el culto: ¿Cómo debemos responder como iglesia? ¿Cómo estar cerca de la gente cuando la distancia es lo que ordena la ley? ¿Cómo estar en contacto con los demás? ¿Cómo proteger a nuestros semejantes? ¿Cómo ofrecer apoyo, consuelo y esperanza? ¿Cómo seguir apoyando a los necesitados y marginados? ¿Cómo cultivar la comunidad y la solidaridad? ¿Cómo vivir y celebrar la fe?
A pesar de la incertidumbre y la inseguridad iniciales, pronto floreció un colorido ramillete de ideas e iniciativas en las iglesias católicas de la ciudad de Lucerna, que se pusieron en práctica de forma rápida, innovadora, imaginativa, flexible, con sencillez y originalidad, es decir, con creatividad.
Algunos ejemplos fueron: la ayuda vecinal de las asociaciones de jóvenes y de las organizaciones de vecinos, el asesoramiento telefónico, las exposiciones de arte, la orientación espiritual en las iglesias, los pequeños vídeos de ánimo, las retransmisiones de servicios religiosos, las felicitaciones con música, las bolsas de Pascua para el hogar, permanecer en contacto con los estudiantes en la educación religiosa, oraciones y meditaciones periódicas, folletos para los enfermos y para las celebraciones en casa, asesoramiento social cuidando, siempre, la protección…
Parte de estas iniciativas se mantuvieron durante la relajación de normas el periodo del verano y permanecerán con nosotros después de la pandemia.
Voluntarios, personal, socios y muchas otras personas de buena voluntad mostraron su creatividad. Todos ellos merecen nuestro agradecimiento. Un agradecimiento especial a todos aquellos cuyos impuestos eclesiásticos han permitido y siguen permitiendo la creatividad de la Iglesia Católica de la Ciudad de Lucerna en 2020. Seguimos siendo creativos!

creatividad e innovación
Mantener el contacto a pesar de la distancia

En la primavera de 2020, el coronavirus paralizó todo el país durante semanas. Al estar prohibidos todos los actos en el Lockdown, tampoco hubo servicios religiosos. Cuando se volvieron a permitir las celebraciones, se limitó el número de plazas. Se necesitaban alternativas.

creatividad y solidaridad
Las asociaciones de jóvenes realizaron cosas «extraordinarias»

Los Scouts de St. Anton, St. Michael, Seppel, la Jubla de St. Anton, el Coro Infantil y Juvenil de St. Anton-St. Michael y el Blauring de St. Johannes prestaron asistencia vecinal durante el cierre. Por ello, recibieron el premio de reconocimiento Quartierleben 2020 de la ciudad de Lucerna.

creatividad y ecología
«No tenemos una segunda tierra!»

Bajo el título «Integridad de la Creación», la iglesia lleva mucho tiempo comprometida con la sostenibilidad y la ecología. Ahora, la iglesia católica de la ciudad de Lucerna introduce el sistema de gestión medioambiental «Grüner Güggel».

creatividad y finanzas
Las cuentas del año 2020

creatividad y musica
El órgano saluda y consuela

«¿Y ahora qué?» Con la prohibición de eventos y celebraciones en la primavera de 2020, los músicos de la iglesia se enfrentaron a un gran vacío. Dos organistas de Lucerna llenaron este vacío con ideas creativas y llegaron a un público agradecido.

creatividad y labor social
Asesoramiento social en tiempos especiales

Mathini Suppiah, trabajadora social en ciernes, realizaba unas prácticas en el Servicio de Asesoramiento Social de la Iglesia Católica de la ciudad de Lucerna. Cuando asumió el cargo, no tenía ni idea de los retos profesionales a los que tendría que enfrentarse este año, no tanto por la variedad de casos sino por causa del Covid.

spaniermission_administrator