El Líbano, un año después…

Se cumple un año de la terrible explosión que hizo volar la ciudad de Beirut por los aires, el 4 de agosto de 2020. La «Ayuda a la Iglesia Necesitada sigue haciendo un llamamiento a todas las personas de buena voluntad para seguir apoyando a aquellos hermanos nuestros que tratan de levantarse de entre las ruinas, mientras también hacen frente, como pueden, a una crisis económica sin precedentes y a los efectos provocados por la pandemia del Coronavirus.

Entre 2020 y junio de 2021, AIN ha podido financiar, con la ayuda de personas generosas, el reparto de paquetes de comida para miles de familias que lo habían perdido todo (2.251.000 €) y el inicio de la reconstrucción (2.738.550 €) de edificios de la Iglesia (parroquias, conventos, hospitales y escuelas regentadas por religiosos) devastados a causa de la explosión. ¡Pero queda aún tanto por hacer!

Para sobrevivir, para recuperar la esperanza y para seguir siendo, en Oriente Medio, “testigos de la luz de Cristo resucitado”, como nos decían desde San Salvador, una de las iglesias que resultó devastada y que pide nuestra ayuda, se sigue necesitando la generosidad de todos.

spaniermission_administrator