Reflexión diaria

Reflexión diaria

JUEVES 28.10.2021
Santos Simón y Judas, apóstoles
Ef 2, 19-22; Sal 18, 2-3. 4-5b; Lc 6, 12-19
Jesús no necesitaba encarnarse, pero lo hace… y lo haced por amor a ti. Tampoco necesitaba a nadie para salvarnos, pero asocia a los Doce como fundamento del Nuevo Pueblo de Dios (la Iglesia)… y lo hace por amor a ti. Y también, por amor a ti, te ha elegido a ti. La Iglesia y el Evangelio son para ti un don, pero también una llamada y una responsabilidad… un nosotros: con Jesús, con los apóstoles, con cada creyente… cada uno en su puesto, en su misión… A nuestro individualismo moderno le cuesta mucho comprender el valor de ese “nosotros” que, antes de ser eclesial, es también cósmico, biológico, familiar, social… Pero sin él, nosotros, simplemente, no existiríamos. Pide que el Espíritu Santo abra con gozo tu corazón y tu vida a este gran misterio…

JUEVES 28.10.2021
Jueves de la 30ª semana del Tiempo Ordinario, impar
Jesús lo vivía y Pablo lo aprendió y, salvando las distancias, el resultado es el mismo: cuando uno vive sumergido en el amor de Dios, no hay dificultad del tipo que sea, llámese Herodes o persecución, que a uno le haga apartarse del camino del Evangelio. Y junto a esta “fuerza”, también un gran dolor: «Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como la gallina reúne a sus polluelos bajo las alas, y no habéis querido»., nos dice hoy Jesús en el evangelio. Pablo también vivió este gran dolor: el dolor por un mundo que vive de otros “amores», pero no del Amor de Dios. ¡Qué pena cuando nuestra propia vida religiosa se aparta de esta pasión del amor de Dios por nosotros, y vive de sucedáneos… que, por la
propia dinámica de las cosas, suelen acabar en fanatismos!

N.B.: Reflexiones de días anteriores están disponibles en la pestaña «Orar-Reflexionar», y dentro de ella en la carpeta «Al hilo de la liturgia diaria…».

spaniermission_administrator